Programación didáctica de ciclos formativos Formación Profesional (FP)

La formación profesional al igual que en otros niveles requiere que se planifique a cabalidad para obtener los mejores resultados.

Las nuevas tendencias de la educación buscan la preparación integral del alumno y es aún más importante en la formación profesional, porque se forman alumnos para enfrentar un mundo laboral próximo.

Han de establecerse y lograrse los objetivos mediante las competencias que se piden en los programas, garantizando que los alumnos han recibido toda la información necesaria y que poseen las habilidades para ponerla en práctica.

¿Cómo realizar una buena programación didáctica en Formación profesional?

La programación didáctica para formación profesional se basa en programas establecidos en legislaciones de estado, se recomienda un estudio previo de las mismas, además de los Reales decretos y de las legislaciones de cada comunidad autónoma, pues de ello depende que la programación pueda ser contextualizada.

Cuando se habla de formación profesional, tomar en cuenta la población estudiantil, e contexto geográfico y cultural son elementos que no pueden dejarse de lado, debido a que va a ser diferente de un lugar o población a otro.

Es necesario conocer y dominar cada objetivo y contenido que debe ser incluido, para tener mayor destreza y facilidad en elegir la metodología y los recursos que permitan el desarrollo de cada contenido.

La incorporación de diversas estrategias didácticas y metodológicas, garantizan que los objetivos sean alcanzados tomando en cuenta las formas diferentes que los alumnos poseen para aprender.

El manejo de contenidos relacionados con los saberes transversales es un desafío que el docente debe incorporar según las nuevas tendencias de enseñanza y formación, como resultado de la importancia que tiene el desarrollo de las habilidades blandas y sociales para la incorporación de alumnos al mundo laboral

Índice de la programación didáctica para FP básica y normal

Introducción

Cada programación didáctica debe cumplir con una introducción basada en los datos de la materia o especialidad, del docente, el centro de educación donde se desarrolla y las características representativas del nivel y del grupo con el que se ha trabajado o se va a trabajar.

Contexto

Legislación: la formación profesional se establece en dos áreas, la primera es la formación profesional básica, estableciendo 14 títulos según el Real Decreto 127/2014, de 28 de febrero y regulando todos los aspectos específicos sobre la misma. En el caso de la formación profesional dual los aspectos se encuentran regulados en la Orden ESS/2518/2013, de 26 de diciembre, que modifica el Real Decreto 1529/2012, de 8 de noviembre.

 Características del centro: en él se determina el tamaño de centro, la cantidad de alumnos y profesores, la comunidad donde se encuentra, los recursos con los que se cuenta (biblioteca, elementos digitales como computadoras, tableros, programas en los que el centro está inscrito y las etapas de enseñanza que son impartidas.

Características de la clase: se incluyen todos los datos que se consideren importantes sobre los alumnos, la cantidad de estudiantes en el grupo, la cantidad de estudiantes con necesidades específicas, cantidad de inmigrantes, repetidores o estudiantes con materias pendientes y también se puede mencionar la cantidad de chicos y chicas del grupo.

Contextualización en el currículo oficial: el currículo oficial y las legislaciones de cada comunidad autónoma se deben tener muy en cuenta cuando se va a trabajar en la programación didáctica.

Muchos elementos como los objetivos y contenidos ya se incluyen en los programas oficiales y el profesor debe adecuarlos al contexto de sus estudiantes y de la materia de la especialidad, nunca debe sólo copiar y pegar, porque resulta en un error y falta de planificación.

Objetivos, resultados de aprendizaje y contenidos

Objetivos y competencias

Los objetivos definen cuales son los alcances que se establecen por cada programa, estos ya están establecidos en los programas nacionales y el docente se encarga de adaptarlos a su especialidad y contexto del alumnado.

Se establecen a mediano y largo plazo, son además la guía que indica al profesor como programar para alcanzarlos.

Las competencias son las habilidades que demuestran lo que el alumno aprendió y puede poner en práctica, en la formación profesional se desarrollarán según la especialidad o el enfoque de la formación y se dividen de la siguiente manera.

Competencias generales: son las que se alcanzan y se desarrollan como la cualificación profesional y se establecen basadas estrechamente con el alcance de los objetivos propuestos.

Competencias profesionales, personales y sociales: en este tipo de competencias se contemplan las habilidades de autonomía, responsabilidad, socialización y empleabilidad que el alumno desarrolla a lo largo de su formación y son necesarias en el mundo profesional.

Resultados de aprendizaje y criterios de evaluación: los resultados de aprendizaje responden a los logros que el alumno ha alcanzado en relación a la compresión y desarrollo de los objetivos generales del programa, se miden por cada módulo.

Los criterios de evaluación se encuentran establecidos en los programas de cada módulo y al identificar cada resultado de aprendizaje se puede observar con qué criterios está asociado.

Contenidos: los contenidos al igual que otros elementos ya están establecidos en Decreto Real, conviene analizarlos y comprenderlos antes de iniciar la programación, se puede definir como lo “que se va a enseñar”, con respecto a ellos se eligen las estrategias y los recursos a utilizar.

Metodología

Actuación en el aula: corresponde al tipo de método que se ha elegido para cubrir el contenido, por ejemplo si se trabajará con exposiciones, proyectos, estudios de caso o lección magistral, entre muchos otros métodos más.

Organización de la clase: primero se ha de definir qué tipo de clase tenemos, debido a que puede ser presencial y no presencial, de acuerdo a estos elementos se organiza.

Se puede optar por grupos o trabajo individual, se puede establecer un orden distinto de los estudiantes en el aula, tomando en cuenta los espacios o dimensiones de la misma.

Actividades: son las ejecuciones consideradas y elegidas para llevar a cabo en clase, se pueden presentar actividades de inicio o diagnóstico, de evaluación, de reforzamiento o de aplicación, pero existe una gran variedad a elegir.

Orientaciones pedagógicas de carácter general: son disposiciones que el docente toma en cuenta a la hora de impartir la clase, por ejemplo: hacer un repaso de la clase anterior, hacer un resumen de puntos clave de la clase, hacer un resumen y presentación de los contenidos que se van a tratar y establecer un espacio para abarcar preguntas.

Temporalización

La temporalización es un elemento que debe ser considerado como una herramienta guía, consiste en la definición o establecimiento de tiempo conforme los contenidos que se van a abarcar por cada clase.

Es importante aprender a realizar un manejo de tiempo adecuado, considerando el papel del docente y de los alumnos, para hacer un uso responsable del tiempo y eficaz.

Recursos

Espacios formativos, equipamientos y materiales: los espacios deben ser los que se han contemplado para el desarrollo de las clases y que por ley deben cumplir con establecimiento de condiciones y de superficie, tomando en cuenta la especialidad y la cantidad de personas para garantizar la ergonomía y la movilidad dentro del espacio.

 Los equipamientos comprenden el mobiliario, instrumentos especiales o herramientas necesarias para el desarrollo de los aprendizajes. Su uso debe responder a seguridad en materia de salud ocupacional y de riesgo.

Recursos y materiales didácticos: Los materiales se refieren a todos los elementos que se necesitan para el desarrollo de las actividades como libros, archivos, papel, apuntes y cualquier otro necesario en la FP.

Evaluación

Momentos e instrumentos de evaluación: los momentos de evaluación se refieren a la evaluación inicial o diagnóstica, la evaluación formativa y la evaluación final. Se debe recordar que cada una de ellas tiene un momento específico y un fin.

los instrumentos han de elegirse según el tipo de evaluación y el contenido de la unidad didáctica que se ha desarrollado, se pueden incluir pruebas escritas u orales, ejecución de proyectos, elaboración de portafolios o talleres.

  • Criterios de evaluación: se establecen según el tipo de actividad que se ha desarrollado, suelen estar incluidos en los planes de estudio junto con los objetivos.
  • Criterios de calificación: corresponde a los puntos específicos que el docente estable para evaluar cada actividad y se logra a través de los instrumentos que ha elegido, por ejemplo: claridad, puntualidad, etc.
  • Evaluación del proceso de enseñanza-aprendizaje: además de los conocimientos adquiridos y desarrollados por los alumnos el proceso de enseñanza también debe ser evaluado, con el propósito de adecuar y de hacer mejoras según las necesidades del alumnado y del docente.

Se han de tomar en cuenta elementos como la metodología, los recursos, los resultados de los alumnos y el alcance de los objetivos. Se recomienda que esta evaluación se haga al comienzo y al final del curso, así como de cada unidad didáctica.

Se puede realizar como un autodiagnóstico o reflexión y también con instrumentos que midan la percepción de los estudiantes.

Atención a la diversidad

Adaptaciones curriculares: en el caso de la formación profesional las adaptaciones curriculares no deben comprender elementos significativos, debido a que no se puede variar ni afectar ningún aspecto que altere la adquisición de conocimientos y habilidades profesionales.

Las adaptaciones que se han de tomar en cuenta son: elementos curriculares básicos y elementos curriculares de acceso.

Siempre vamos a tener diversidad: en cualquier nivel que estemos trabajando siempre vamos a tener dentro del grupo necesidades diversas, es por eso que se deben optar por métodos universales de enseñanza y así garantizar oportunidades para todos los alumnos.

Se recomienda estimular la individualización del alumno y su desarrollo autónomo, fomentar el respeto por el individuo, asegurar la secuencia de los aprendizajes y crear un ambiente de socialización.

 Alumnos con el módulo profesional pendiente: los alumnos que tengan pendiente el módulo también han de tomarse en cuenta en la programación, aunque la legislación no les obliga a la asistencia a clase, se les debe proporcionar toda la información necesaria para estar al corriente.

Conciliación del aprendizaje con otras actividades: elementos como el trabajo, maternidad u otro elementos pueden causar que los estudiantes tengan problemas para compatibilizar la asistencia a clases con sus obligaciones, para ellos se debe elaborar un plan de atención personalizada.

Transversalidad

Programación de un módulo profesional: en la programación de un módulo didáctico no se han establecido en los planes todas la competencias que el alumno debe desarrollar, sin embargo para logar los objetivos de la formación profesional han de tomarse en cuenta, tienen que ver sobre todo con el desarrollo y la inclusión con el entorno.

Tecnologías de la información y la comunicación: desarrollar habilidades y conocimientos relativos al mundo digital, incorporando herramientas al proceso educativo como parte fundamental.

Reconociendo su diversidad y uso responsable.

Trabajo en equipo: como parte de los saberes fundamentales el trabajo en equipo es necesario para la incorporación al mundo educativo y al mundo laboral, el respeto, la tolerancia y la identificación de los pares como fuentes de conocimiento.

Calidad, prevención de riesgos laborales y medio ambiente: en la formación profesional han de tomarse en cuenta todos los conocimientos en cuanto a manejo y prevención de riesgos se requiere. Incluidas en las prácticas se han de estimular el autocuidado y los mecanismos que disminuyan los riesgos en el manejo de máquinas y herramientas.

En cuanto al medioambiente, se deben fomentar valores de conservación y respeto mediante  el conocimiento y la incorporación de prácticas respetuosas.

  • Valores: el fomento de valores personales y sociales es necesario para la convivencia social, la educación en valores se inicia desde la etapa infantil y debe ser reforzada en los niveles más altos como la formación profesional.
  • Habilidades sociales: la empatía, la tolerancia, la capacidad de trabajo con otros, el respeto por la diversidad y las distintas opiniones, saber establecer límites y relaciones bajo parámetros saludables y adecuados. Respeto por la autoridad y las entidades que así lo requieren.
  • Habilidades personales: las habilidades personales comprenden actitudes y comportamientos específicos de conocimiento y practica individual, como lo son el autocuidado, construcción de conocimientos propios, saber aprender y poder poner en práctica y adecuar los conocimientos adquiridos.
  • Espíritu emprendedor, innovación e investigación: despertar en los estudiantes la curiosidad y el ánimo por la investigación, la habilidad de iniciar proyectos por sí mismo y también de planear y ejecutar nuevas ideas.

Estructura de las unidades didácticas

La estructuración de las unidades didácticas debe responder a los modelos que ya son elaborados con anterioridad y están sugeridos por la legislación, un ejemplo de programación de la unidad didáctica debe comprender:

Número de unidad,  título de la unidad y temporización.

Competencias, objetivos, resultados de aprendizaje y sus respectivos criterios de evaluación.

Contenidos y los elementos de evaluación.

Actividades, metodología y recursos.

En ese orden se establece el método de trabajo por cada unidad.

Bibliografía

La bibliografía es un elemento muy importante para poder darle sustento a nuestro trabajo, ha de incluirse en ella la referencia completa de la obra y del autor, para este fin se recomienda en la mayoría de los casos en formato APA.

¿Cómo ser original a la hora de exponer y defender una PD para oposiciones?

Las oposiciones son la última fase de los requisitos cuando se aspira a ser un profesional en educación con una plaza fija, luego de haber concluido las otras fases, la oposición consiste en preparar y simular una clase ante un tribunal.

Se deben tener en cuenta todos los elementos que se han desarrollado en la elaboración de la programación de la unidad didáctica y así estructurar todo el plan para llevarla a cabo.

Algunos elementos básicos que los expertos recomiendan son:

  • Elaborar la oposición con mucho tiempo, así no tendrás que hacer nada a última hora y ayudará a pensar mejor y disminuir los nervios.
  • Practicar la oposición ante diferentes personas para lograr diversas opiniones y hacer mejoras al proceso.
  • Aunque se practique mucho la oposición debe verse natural, que lo que se diga de memoria no supere el 30% de lo aprendido y que además no se considere como un recital.
  • Compartir la elaboración de la programación didáctica con otros colegas de experiencia para recibir aportes y ajustes en el proceso.
  • Realizar la planificación didáctica tú mismo desde cero, que no sea copia o extracto de otras programaciones o academias o del preparador, debido a que resta seguridad al hablar y de conocimiento. Los tribunales suelen tener mucha experiencia y detectar estos casos con facilidad.
  • Contextualizar al máximo la programación para obtener los resultados de aprendizaje altamente significativos.
  • Dominar todos los contenidos para no fallar en las respuestas a los cuestionamientos del tribunal.
  • Innovar al máximo en las estrategias didácticas y el los recursos a emplear, no olvidar las herramientas tic para la educación, la inclusión de recursos que permitan la inclusión y cualquier detalle sobre los estudiantes con necesidades específicas de apoyo.
  • Antes de iniciar a elaborar la programación didáctica se debe considerar las legislaciones y requisitos paso a paso de cada comunidad y trabajar con respecto a ellas.

Ejemplo para descargar en pdf y Word de programación didáctica para ciclos formativos